lunes, 22 de noviembre de 2010

UNIDAD 1: El MEDIO AMBIENTE


El Ambiente:
El ambiente es el conjunto de elementos naturales y sociales que se relacionan estrechamente, en los cuales se desarrolla la vida de los organismos y está constituido por los seres biológicos y físicos. La flora, la fauna y los seres humanos representan los elementos biológicos que conforman el ambiente y actúan en estrecha relación necesitándose unos a otros.
Todas las especies vegetales son nuestras aliadas y amigas porque nos proporcionan el oxígeno que necesitamos para respirar. La fauna está conformada por la totalidad de animales que pueblan la tierra, y constituye una base segura de alimentación que nos suministra proteínas y calorías. El ser humano es un integrante más del ambiente y le corresponde relacionarse con los otros elementos en términos de mutua dependencia y complementación, sin convertirse en único beneficiario de la naturaleza.
Entre los elementos físicos que conforman el ambiente se encuentran: el aire, el suelo, el agua y el clima. Las personas tenemos una gran responsabilidad en cuanto al cuidado del entorno para la supervivencia de las generaciones futuras, es por ello que debemos tener una clara noción sobre lo que debemos hacer para conservarlo. Mediante la educación ambiental podemos aprender en qué consiste la conservación y cuáles son las medidas que podemos tomar para proteger el ambiente.
¿Cómo proteger el ambiente?


En el Hogar:
ü  Utilizar racionalmente el agua, reduciendo su consumo en las actividades domésticas y manteniendo en buen estado los grifos y las tuberías.
ü  Mantener limpia y ordenada la vivienda, usar productos biodegradables o envases, bolsas y materiales fáciles de reciclar.
ü  Colocar la basura en el lugar adecuado y en los recipientes ubicados para tal fin. Si vive en edificio, cuidar y usar debidamente los bajantes de basura.
ü  Moderar el consumo de electricidad, ya que se beneficia económicamente, y además contribuye a conservar los recursos.
ü  Usar productos aerosoles que no dañen la capa de ozono, generalmente lo especifican en la etiqueta.
ü  Utilizar volumen moderado en los televisores, radios y equipos de sonido, a fin de evitar ruidos molestos, ya que los ruidos también contaminan y en exceso ocasionan daños a la salud de las personas.
ü  Si tiene carro, mantener el motor en buen estado entonándolo periódicamente y evitar el exceso de velocidad, así como su uso innecesario.
ü  Involucrar a los niños y jóvenes en actividades de promoción de la conservación y el uso racional de los recursos.
En la comunidad:
ü  Organizar y participar en programas de educación y concientización ambiental, a fin de resolver problemas ambientales de la comunidad.
ü  Participar en jornadas de limpieza y mantenimiento de áreas comunes: calles, avenidas, pasillos de edificios, canchas deportivas.
ü  Conservar limpios y en buen estado los parques, plazas y áreas deportivas.
ü  Cuidar y mantener limpias las unidades de transporte colectivo y otros servicios públicos.
En las empresas:
ü  Evitar el uso de productos no biodegradables o no reciclables.
ü  Promover y participar en programas educativo-ambientales en el área de trabajo, ejemplo: reciclaje de papel.
ü  Emplear sistemas y tecnologías que produzcan menor deterioro ambiental. Tratar los residuos industriales antes de verterlos en las aguas.
En el Campo:
ü  Utilizar la dosis adecuada y permitida de fertilizantes, herbicidas y/o pesticidas en las tareas agrícolas.
ü  Evitar la destrucción de la vegetación, bien sea por la tala, la quema o por incendios de vegetación.
ü  No arrojar desechos en ríos y quebradas.
En la Escuela:
ü  Desarrollar actividades para el mantenimiento del área educativa: jornadas de limpieza, pintura de las paredes, reparación de ventanas y pupitres y todo lo que implique mantener la escuela en buen estado.
ü  Concientizar a los niños y jóvenes en cuanto al uso racional de los recursos: enseñarlos a aprovechar el papel, los lápices, las pinturas, materiales de desecho y otros.
ü  Involucrar a la comunidad educativa en las actividades ambientales promovidas en la escuela (mantenimiento de la escuela y áreas deportivas, recolección de papel y vidrio para procesos de reciclaje, organización de carteleras, paseos y sensibilización hacia la naturaleza).
En las playas, parques, bosques, áreas verdes y protegidas:
ü  Mantener limpios estos lugares, colocando los desperdicios en las cestas de basura dispuestas a tal fin.
ü  Cuidar las instalaciones de las playas y parques tales como: duchas, baños públicos, parrilleras y otras.
ü  Hacer fogatas tomando las precauciones necesarias a fin de evitar incendios.
ü  Conocer la normativa legal existente en cuanto a caza, pesca, tala, así como los reglamentos de uso de estos lugares, para evitar sanciones.


Transversalidad del Ambiente:
La educación en medio ambiente es un tema transversal incorporado tanto en el Marco Curricular de los Objetivos Fundamentales Transversales, así como, en los contenidos programáticos de diversos sectores de aprendizaje.  
La educación en medio ambiente se plantea como un proceso, que intenta que los estudiantes adquieran conocimiento, pautas de comportamiento y una visión global del tema ambiental que los forme como sujetos con criterio crítico frente a su entorno.
Se refiere a la Educación Ambiental desde los niveles más básicos hasta los más complejos del ser humano, haciendo una sociedad consciente de la importancia del ambiente en sus vidas. ¿Por qué transversal?, porqué como eje transversal de los otros campos de las ciencias que se enseñan en las escuelas, esta materia debe tener un peso equivalente, así como se enseña matemáticas, debe enseñarse la Educación Ambiental (como sembrar árboles, cuidar la naturaleza, no contaminar, ahorrar  energía eléctrica y agua, como reciclar la basura, etc.) es decir un proceso integral, político, pedagógico, social, orientado a conocer y comprender la esencia de la situación ambiental, para propiciar la participación activa, consciente y organizada de la población en función de un proyecto factible de Desarrollo Sustentable, que permita que las futuras generaciones puedan disfrutar de los recursos naturales como lo hemos hecho nosotros.
Teoría de los sistemas:
Ningún sistema puede existir aislado completamente y siempre tendrá factores externos que lo rodean y pueden afectarlo,  cuando tratamos de tomar algo, siempre lo encontramos unido a algo más en el Universo.
En la teoría general de sistemas, un ambiente es un complejo de factores externos que actúan sobre un sistema y determinan su curso y su forma de existencia. Un ambiente podría considerarse como un superconjunto en el cual el sistema dado es un subconjunto. Un ambiente puede tener uno o más parámetros, físicos o de otra naturaleza. El ambiente de un sistema dado debe interactuar necesariamente con los seres vivos. Estos factores externos son: el ambiente físico (clima, contaminación, agua, aire, etc.), el ambiente biológico (población, flora, fauna), el ambiente socioeconómico (ocupación laboral, entorno urbano, desarrollo económico, desastres como por ejemplo guerras, inundaciones, etc.

El Ciclo de la materia y la Energía como Sistema:
Flujos de energía en el ecosistema:
Para que un ecosistema funcione necesita la presencia de una energía. La mayoría de la energía de la Biosfera viene dada por las ondas electromagnéticas de la luz solar. Utilizando esta energía, los seres vivos autótrofos, es decir aquellos que pueden alimentarse por sí mismos, son capaces de transformar el dióxido de carbono que toman del aire, el agua y los minerales del suelo en carbohidratos con los cuales construyen sus propios alimentos. Este proceso, llamado fotosíntesis, está reservado solamente a las plantas, las algas verdes y algunas bacterias. Todos estos organismos capaces de producir alimentos por si mismos se conocen como organismos productores.
El resto de organismos de un ecosistema (animales, hongos y la mayoría de las bacterias) son consumidores, es decir se alimentan de una manera directa o indirecta, de la materia orgánica producida por los productores.
En los ecosistemas acuáticos los productores primarios están constituidos por el fitoplancton.
La función de los descomponedores es vital pues son capaces de transformar la materia orgánica en materia inorgánica que es utilizada por los productores primarios para comenzar el ciclo de la materia.
La energía de los ecosistemas procede del Sol. Sin embargo, hay que precisar que solamente una proporción muy pequeña de la energía solar es aprovechada por los productores primarios. La mayor parte de ella - un 99 % - es reflejada hacia el exterior por la atmósfera, por las nubes y por la propia tierra. Solamente 1/3 parte de lo que queda llega a los productores primarios. El aprovechamiento de la energía solar depende de tres factores:
ü  La intensidad de la luz: Cuanto mayor sea su intensidad, mayor será su aprovechamiento. La intensidad de la luz depende de factores como la época del año, el momento del día, la latitud y la altitud.
ü  La calidad de la luz: Esta depende de la longitud de onda, siendo el espectro de la luz blanca el mas aprovechable. Esta es la razón porque los ecosistemas acuáticos aprovechan menor la energía solar ya que esta queda absorbida por el agua.
ü  El fotoperiodo: Son los periodos de luz y de oscuridad. Los ecosistemas que disponen de poca luz solar tal como ocurre durante el invierno en el Norte son menos productivos que aquellos donde la luz y la oscuridad no ofrecen estas variaciones.
El flujo o ciclo de la energía se considera un ciclo abierto dado que, una vez utilizada por los diferentes seres vivos de un ecosistema, se degrada y desaparece en forma de calor. Durante este flujo la energía va pasando en un sentido único de unos niveles a otros. De los productores pasa a los consumidores y finalmente a los descomponedores). Por eso se dice que el flujo de energía es unidireccional.
Flujo de la materia en el ecosistema:
Se denomina flujo o ciclo de la materia a los cambios que experimenta la materia desde que es producida por los productores primarios hasta que, utilizada por los consumidores y descompuesta por los descomponedores, está en condiciones de volver a ser utilizada por los productores. Por lo tanto, El flujo o ciclo de la materia dentro de un ecosistema se produce de una manera cíclica, de manera que cualquier aporte del medio al sistema acaba volviendo al mismo. Por eso, a diferencia del ciclo de la energía que es abierto, se dice que el ciclo de la materia es cerrado.
Entre los ciclos más importantes tenemos que destacar los siguientes:
ü  El ciclo del agua o ciclo hidrológico: Es el movimiento cíclico constante que experimenta el agua desde la atmósfera a los océanos o las tierras y su vuelta de nuevo a la atmósfera, 
después de haber sido utilizada por los organismos vivos en sus procesos metabólicos.


ü  Ciclo del carbono: Es el ciclo que experimenta el carbono desde que, procedente de la atmósfera y de las aguas en forma de dióxido de carbono, es incorporado por la plantas a través de la fotosíntesis y, después de ser utilizado por los diferentes seres vivos, vuelve otra vez a incorporarse a la atmósfera o las aguas en forma de dióxido de carbono. 

ü  Ciclo del oxígeno: Es el ciclo que experimenta el oxígeno entre la atmósfera o el agua y los seres vivos. Es un ciclo que está relacionado con el ciclo del carbono. El oxígeno existente en la Biosfera se produce como un producto de desecho del metabolismo de las plantas. Las plantas absorben dióxido de carbono de la atmósfera y, mediante la fotosíntesis, lo convierten en materia orgánica y expulsan oxígeno. 

Los seres vivos, tanto animales como plantas, necesitan respirar. La respiración es un proceso metabólico que se produce en cada una de las células del organismo para obtener energía En el proceso de la respiración los organismos queman oxígeno y desprenden dióxido de carbono. 

ü  El ciclo del nitrógeno: Es el ciclo que experimenta el nitrógeno entre el nitrógeno que se encuentra en el suelo, procedente del nitrógeno atmosférico que fijan las bacterias nitrificantes, hasta su vuelta al suelo y la atmósfera. 
ü  El ciclo del fósforo: Es el ciclo que se experimenta entre el fósforo que se encuentra en el suelo y es absorbido por las plantas, posteriormente por los animales que comen estas plantas y finalmente vuelve al suelo cuando animales o plantas mueren.
El Planeta tierra como Sistema:
El planeta Tierra, es sin lugar a dudas, un microsistema de permanente cambio y evolución que actúa formando parte de un todo, en intercambio permanente: el Sistema Solar. Debemos tener presente que todo el conjunto de nuestro planeta Tierra, conformado por los procesos naturales, forman un sistema armónico pero vulnerable a su estabilización o equilibrio.
La Tierra comparado con los demás planetas que forman el sistema Solar, tiene características diferentes, por ser un planeta dinámico, es decir, por su gran actividad y energía, coherente y bien articulada, formando parte de un todo, esto es, que su estructura cumple su parte funcional en su totalidad para su normal funcionamiento evolutivo en sus relaciones de intercambio para su estabilización y equilibrio.
La ubicación de nuestro planeta Tierra en el espacio corresponde dentro del Sistema Solar que forma parte de otro sistema o parte minúscula de la Vía Láctea o macro sistema, que comprende los planetas con sus satélites que giran alrededor del Sol, los Asteroides, los Meteoritos que vagan por el espacio, los Cometas que aparecen periódicamente circundado al Sol, y los Asteroides o Planetoides que tienen en su mayoría orbitas circulares o excéntricas lo que hace que se acerquen a la Tierra o se alejen.





Atmósfera:
Es la capa gaseosa que envuelve a la tierra y está unida a ella por la atracción de la gravedad, es la capa protectora de la tierra, absorbe una parte de las radiaciones solares, moderando las temperaturas; permite la formación de vientos, nubes y lluvias. Está compuesta por una mezcla de gases que varían según la altura como oxigeno 21%, nitrógeno 78%, vapor de agua 1% y otros, también tiene pequeñas partículas de polvo atmosférico, como por ejemplo meteoritos, explosiones volcánicas, arena transportada de desiertos y playas, etc. Los polvos que provienen de procesos químicos en torno a las ciudades industriales condensan la humedad atmosférica y forman espesas nubes a las que se denomina smog. A medida que nos elevamos la proporción de oxigeno disminuye en forma progresiva hasta desaparecer por completo y aumenta la cantidad de otros gases, como por ejemplo el hidrogeno y el helio, también posee cuerpos sólidos que pueden ser de naturaleza orgánica e inorgánica. Los orgánicos pueden ser de origen vegetal como el polen y los inorgánicos están representados por cenizas volcánicas, polvos minerales, etc.
Capas de la Tierra:
El planeta Tierra se diferencia de los demás planetas por estar conformada su estructura por cuatro capas envolventes, llamadas Geosfera que interaccionan entre si de una manera armónica y articulada. Estas envolturas o capas son: La Atmósfera, envoltura gaseosa que rodea totalmente la Tierra. La Hidrósfera, capa líquida formada por los mares, océanos, ríos, glaciares, lagos, etc.; ocupando las depresiones de la Litósfera, que es la envoltura sólida representada exteriormente por el relieve terrestre. Y finalmente la Biósfera, que ocupa una estructura restringida, donde se hace posible la existencia de los seres vivos: animales, plantas y el hombre.
Podemos decir entonces que el aire, el agua y la tierra constituyen los recursos fundamentales para el desarrollo de la vida en la Tierra, constituyendo lo que se conoce como Biósfera
Capas  Internas de la Tierra:
Las tres capas son: corteza, manto y núcleo. Con el nombre de corteza se designa la zona de la Tierra sólida situada en posición más superficial, en contacto directo con la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera. La corteza terrestre presenta dos variedades: corteza oceánica y corteza continental.
La corteza oceánica:
La corteza oceánica tiene un grosor aproximado de 10 km; no obstante, esta cifra decrece notablemente en determinados puntos del planeta, como en el rift valley, en  el área central de las dorsales oceánicas, donde alcanza un valor prácticamente equivalente a O.
La corteza continental:
Con un espesor medio de 35 km, la corteza continental incrementa notablemente este valor por debajo de grandes formaciones montañosas, pudiendo alcanzar hasta 60-70 km.
El manto:
En un nivel inmediatamente inferior se sitúa el manto terrestre, que alcanza una profundidad de 1900 km.
El manto se puede subdividir en manto superior e inferior:
El manto superior se prolonga hasta los 650 o los 700 km de profundidad. En este punto, la velocidad de las ondas sísmicas se incrementa, al aumentar la densidad.
El grosor del manto inferior varía entre 650 - 700 km bajo la Astenósfera y 2.900 km en la discontinuidad de Gutenberg, que marca la separación entre el manto y el núcleo.
El núcleo:
Los principales elementos constitutivos del núcleo terrestre son dos metales: hierro y níquel.
Existe un núcleo superior y un núcleo inferior; el primero, con ausencia de ondas secundarias, aparece fundido, mientras que el segundo se encuentra en estado sólido.


Litosfera y Astenósfera:
La franja superior de la superficie terrestre se encuentra dividida en dos partes:
ü  La Litosfera, formada por la corteza y la zona externa del manto superior, es bastante rígida, presenta aproximadamente 100 km de espesor y en ella, la velocidad de las ondas sísmicas aumenta constantemente en función de la profundidad.
ü  La Astenósfera es la franja inferior del manto superior, que se encuentra fundida parcialmente. Se extiende hasta los 400 km, punto en el que el manto recupera sus características de solidez y rigidez, puesto que la velocidad de las ondas sufre una nueva alteración muy brusca
La temperatura en el núcleo interior llega a ser mayor que en la superficie del sol. A consecuencias de ese intenso calor, los materiales del núcleo exterior y del manto se mueven dando como resultado que las grandes placas que forman la corteza terrestre deriven lentamente en la superficie. También es posible que estas corrientes generen el campo magnético de la Tierra, formando lo que conoce como magnetosfera

La Ecología:
La ecología es la relación que existe entre las plantas, los animales y el medio ambiente en que viven.
La ecología ha alcanzado enorme trascendencia en los últimos años .El creciente interés del hombre por el ambiente en el que vive se debe fundamentalmente a la toma de consciencia sobre los problemas que afectan a nuestro planeta y exigen una pronta solución.
Los seres vivos están en permanente contacto entre sí y con el ambiente físico en el que viven. La ecología analiza cómo cada elemento de un ecosistema afecta los demás componentes y cómo es afectado. 

Biodiversidad:
El término biodiversidad significa “diversidad biológica”. Es la increíble variedad de vida en la Tierra: plantas, animales, hábitats y culturas humanas que pueblan el planeta.
Ha sido sólo en las últimas décadas que hemos empezado a darnos cuenta de la asombrosa abundancia y variedad de vida con la que existimos... ¡y cuantas más especies hay aún por descubrirse!
Diversidad de especies
La biodiversidad incluye a todos los organismos grandes y pequeños -desde amebas hasta elefantes- que existen o han existido alguna vez en nuestro planeta. Hasta el momento, los científicos han identificado y nombrado a más de 1.4 millones de especies vivientes, incluyendo aproximadamente:


270,000 especies de plantas

72,000 especies de hongos
950,000 especies de insectos-
19,000 especies de peces
10,500 especies de reptiles y anfibios
9,000 especies de aves
4,000 especies de mamíferos
¡Considera que estos números ni siquiera incluyen los miles de moluscos, gusanos, arañas, algas y otros microorganismos que comparten el planeta con nosotros!
La biodiversidad ocurre en comunidades naturales constituidas por grupos interactuantes  de cosas vivientes que crecen con fuerza y dependen los unos de los otros para vivir.
Las densas selvas tropicales y los arrecifes de coral son ejemplos de diferentes ecosistemas en los cuales viven y evolucionan especies únicas.
Estos ecosistemas no sólo proporcionan hábitats para plantas y animales; ellos también benefician a los seres humanos, proporcionando una variedad de servicios. Por ejemplo, los pantanos ayudan a filtrar las aguas subterráneas y a controlar las inundaciones, mientras que las selvas tropicales purifican el aire que respiramos y suministran oxígeno a nuestro mundo.
Diversidad Genética
La biodiversidad incluye las características biológicas heredadas que son portadas dentro del ADN de los genes de cada especie o individuo.
La diversidad genética puede verse en los diversos colores del cabello y ojos de los humanos, etc.
Diversidad Cultural
La biodiversidad incluye a la vasta gama de creencias, conocimientos, tradiciones, costumbres y lenguajes humanos que crean la estructura de nuestra sociedad. Aunque todos los seres humanos pertenecen a una especie (homo sapiens), nuestra especie está compuesta por miles de culturas.
Muchos aspectos de nuestras vidas dependen de la biodiversidad. Dependemos de ella para mantener el aire y el agua limpios, para regular el clima, y para proporcionarnos fuentes de alimentos, albergue, ropa y medicinas. Además, la biodiversidad mejora la calidad de vida al crear encantadores espacios naturales donde podemos relajarnos, jugar y admirar la belleza de la naturaleza.
La Pérdida de nuestra Biodiversidad
Una especie se encuentra en peligro o amenazada de extinción cuando sus poblaciones, en estado silvestre, están reducidas a un número muy pequeño de ejemplares. Muchas se ven amenazadas por factores naturales o por acciones humanas, como la cacería.
Entre las causas naturales encontramos:


Cambios de clima que pueden ocasionar escasez de alimento.


Catástrofes naturales, como terremotos, incendios, inundaciones que destruyen los hábitats naturales.
Parásitos y enfermedades que sufren las poblaciones.
Entre las actividades humanas que destruyen las poblaciones están:
ü  Modificación y destrucción de sistemas naturales por la urbanización, carreteras, cultivos agrícolas.
ü  Cacería inmoderada y sobre explotación de la fauna.
ü  Tala de bosques.
ü  Contaminación de los cuerpos de agua.
ü  Uso inmoderado de agroquímicos.
ü  Incendios forestales.    


Biotopo:
Territorio o espacio vital cuyas condiciones ambientales son las adecuadas para que en él se desarrollen seres vivos...
Biota:
Es el conjunto de seres vivos (incluyendo animales, plantas, hongos, y los microorganismos), que viven en un área o región determinada.

Bioma:
Un bioma, también llamado paisaje bioclimático, es una determinada parte del planeta que comparte un clima, vegetación y fauna relacionados.
Algunos de los biomas reconocidos por lo ecólogos son la tundra, bosque de coníferas, bosques caducifolios, etc. Bosque subtropical siempre verde, pradera, desierto, chaparral y bosque tropical con gran precipitación pluvial. Estos biomas están distribuidos, aunque de manera algo irregular, como fajas alrededor del mundo; así, quien viaja del ecuador al polo, puede cruzar bosques tropicales de clima lluvioso, praderas, desiertos, bosque deciduo, bosque de coníferas y finalmente llegar a la tundra en el norte de Canadá y Alaska. Como las condiciones climáticas de las grandes altitudes son en cierto modo parecidas a las de altas altitudes, suele haber sucesión similar de biomas en las faldas de las grandes montañas.
Un bioma puede agrupar más de un ecosistema.



Ecosistema:
El conjunto de los seres vivos y los factores abióticos (sin vida) que existen en un determinado lugar y las relaciones que se establecen entre ellos, se llama ecosistema.


Elementos de un ecosistema:
a)    Elementos bióticos: Todos los seres vivos (y aquellos que alguna vez lo fueron) son los factores bióticos del ecosistema. Los factores bióticos incluyen plantas, animales, insectos, bacterias, hongos, y todo ser vivo que forme parte del ecosistema.
b)    Elementos abióticos: Todos los elementos no vivos dentro de un ecosistema son los factores abióticos. Dentro de los factores abióticos encontramos el aire, agua, rocas, tierra, nieve, lluvia, sol y temperatura.
Tipos e interrelaciones entre los ecosistemas:
La interacción entre el medio abiótico y biótico se produce cada vez que un animal se alimenta y después elimina sus desechos, cada vez que ocurre fotosíntesis, al respirar y así sucesivamente. Esta interacción de los componentes bióticos y abióticos del ecosistema significa un intercambio continuo de energía entre los seres vivos y su ambiente. Un ejemplo de ecosistema en el que puede verse claramente los elementos comprendidos en la definición, es la selva tropical. Allí coinciden millares de especies vegetales, animales y microbianas que habitan el aire y el suelo, además, se producen millones de interacciones entre los organismos, y entre éstos  y el medio físico.
¿Qué es la cadena alimentaria?

En el ambiente natural, las distintas relaciones que se establecen traen como consecuencia el flujo de energía y la circulación de la materia.
El flujo de energía: corresponde a la energía que se va transportando desde los vegetales -productores- hacia los otros seres vivos, animales herbívoros y carnívoros -que se alimentan de los animales herbívoros-.
Circulación de materia: en las cadenas alimentarias, la materia se traspasa de un eslabón a otro, por la interacción que se produce entre los distintos organismos que la conforman.
Una cadena alimentaria es una representación simplificada de la interacción que se establece en la naturaleza de la acción de comer, en la cual la materia y la energía se van traspasando de un organismo a otro.
Por ejemplo, tenemos:
Los eslabones:
La cadena alimentaria tiene distintos eslabones. Cada uno recibe un nombre, dependiendo del rol que cumple en ella.
Siempre el primer eslabón corresponde a los vegetales ya que ellos son organismos autótrofos es decir son capaces de fabricar su propio alimento. Por lo tanto se denominan también productores.
El segundo eslabón corresponde a los animales herbívoros, que consumen vegetales. Por ser los primeros animales que se alimentan en la cadena, se denominan consumidores primarios.
El tercer eslabón se denomina carnívoros. Como es el primer organismo que se alimenta de carne, se llama carnívoro de primer orden; y como es el segundo animal en la cadena, se le denomina consumidor de segundo orden.
Así, se sigue clasificando los distintos eslabones de la cadena.
Para cerrar la cadena y asegurar el flujo de la materia y energía, existe un eslabón muy importante.
Son los descomponedores, organismos que viven en el suelo, que están encargados de descomponer o degradar a los organismos muertos o los restos de ellos. Son descomponedores los hongos y bacterias.
Trama alimentaria
La cadena alimentaria es una representación, pero en la realidad lo que existe son redes de cadenas que se entrecruzan, formando tramas alimentarias. De este ejemplo, se deduce que la interacción es bastante compleja, y se observa que un mismo individuo puede servir de alimento a varios animales. Esta trama también es cerrada por la acción de los descomponedores.
Es importante aclarar que los distintos animales tienen una gama de alimentos, pero si existen en cantidades suficientes, se alimentaran de aquel animal que es de predilección.
En toda cadena alimenticia se va traspasando energía y materia de un nivel a otro. La energía va disminuyendo en cada nivel de la cadena.
La energía traspasada disminuye también por el porcentaje considerable de ésta que se pierde como calor, que no es ocupado por ningún otro ser vivo.
El Clima
El clima es un sistema y como tal todos sus conjuntos de elementos están relacionados entre sí. Se define como el promedio de los estados del tiempo atmosférico en un lugar determinado y durante largos periodos de tiempo, tomando en cuenta elementos tales como: irradiación, temperatura, insolación, precipitación, humedad, evaporación, nubosidad, presión atmosférica y vientos.
Estos componentes, al interactuar con factores geográficos como la latitud, altitud, vegetación, formas de relieve y cuerpos de agua, permiten definir el clima como la suma total de condiciones geo-atmosféricas que caracterizan el ambiente de un lugar determinado.
El clima de cualquier lugar del planeta depende de varios factores, uno de ellos es la latitud, (es decir, la distancia de cualquier punto de la Tierra con respecto a la línea del ecuador. Las regiones próximas al Ecuador son las más calurosas. Cuanto más alejados del Ecuador, más frío es el clima. Los lugares más fríos del mundo son las regiones polares, situadas en torno a los polos Norte y Sur. Y entre ambas zonas se encuentra la zona templada. A continuación revisemos la ubicación de cada una de éstas zonas:
a)    Zona tropical: situada inmediatamente al norte y al sur de la línea del Ecuador, comprendidas entre ambos trópicos (el de Cáncer y el de Capricornio); paralelos 23° 27' Norte y Sur.
b)    Zonas templadas: situadas en el intermedio de la zona tropical y la polar, tanto en el hemisferio norte como en el sur. Están comprendidas entre los paralelos 23° 27' y los círculos polares a 66° 33'.
c)    Zonas polares: ubicadas a partir de los círculos polares ártico y antártico (66° 33' Norte y Sur). Allí el frío es intenso durante todo el año e incluso llegando a los polos, la noche puede durar 6 meses.
Tipos de Climas en Venezuela:
Existen clasificaciones climáticas según diversos criterios, como las variaciones estacionales (Arthur Strahler) o los elementos bioclimáticos y la vegetación (Holdridge). Una de las clasificaciones más conocidas y utilizadas es la de Köppen, basada en elementos geográficos y ecológicos, y aplicable a cualquier lugar del mundo. Según esa clasificación, en el país se encuentran los siguientes tipos de clima:
Los climas de Venezuela según la clasificación de köppen
Grupos climáticos
Tipos de clima
Lluviosos tropicales
Selva
Bosque húmedo
Sabana
Secos Tropicales
Semiárido tropical
Desértico tropical
Tropicales de altura
Templado de altura húmedo
Templado de altura con período seco
Fríos de alta montaña tropical
Páramo
Nieves perpetuas
ü  Lluvioso tropical de bosque húmedo: Es semejante al de selva en sus patrones de temperatura y precipitación. La vegetación corresponde con bosques densos de menor porte que las especies de selva. Los árboles son deciduos, es decir, que dejan caer sus hojas durante la corta estación seca. En este clima se agrupan los bosques tropófilos, sean o no inundables.
ü  Lluvioso tropical de sabana: Las precipitaciones oscilan entre 800 y 1.500 mm, entre dos períodos bien marcados: lluvia y sequía. Con este clima se corresponde el bioma de sabanas llaneras y los paisajes de sabanas limpias, arboladas y los morichales.
ü  Semiárido tropical: Es un clima de transición entre el de sabana y el desértico. Las temperaturas son altas y las escasas precipitaciones varían entre 250 y 400 mm. La vegetación propia de las zonas con estos climas es xerofítica con algunos matorrales.
ü  Desértico tropical: Se caracteriza por un gran déficit hídrico durante todo el año. La radiación solar y las temperaturas son muy elevadas, y las precipitaciones son menores de 100 mm al año. Estas condiciones hacen que la evapotranspiración supere la precipitación y generan un ambiente muy seco. La vegetación que se desarrolla en estos climas es estrictamente xerofítica con adaptaciones fisiológicas a las condiciones climáticas, como hojas pequeñas o modificadas en espinas, que limitan la transpiración.
ü  Templado de altura húmedo: Es un clima transicional entre los pisos térmicos montano bajo y montano alto. Las temperaturas son bajas y disminuyen con la altitud, a medida que aumenta la humedad. Las precipitaciones son recurrentes, al igual que la formación de neblina y rocío. La vegetación propia de este tipo climático son los bosques de montaña y los nublados.
ü  Templado de altura con período seco: Localizado en el piso térmico premontano y montano bajo, presenta temperaturas templadas, más elevadas que las de los climas templados húmedos. El período seco, en el ciclo de precipitaciones, determina la existencia de vegetación tropófila, tanto de bosque como de sabana.
ü  Páramos y nieves perpetuas: Existe en los pisos térmicos parameros, entre 3.000 y 4.600 msnm. Las temperaturas son muy bajas y la vegetación de las zonas con este clima es escasa, con predominio de frailejón y otras herbáceas. Por encima de los 4.600 m de altura se encuentran las nieves perpetuas, donde se pueden alcanzar temperaturas bajo 0, y las precipitaciones se dan en forma de nieve y escarcha. A esta altitud, la vegetación es prácticamente inexistente.


Altitud y temperatura:
La progresión de la altitud relativa en la zona intertropical da origen a una disminución considerable de la temperatura, aproximadamente, 1 °C por cada 180 m de altura (a esto se denomina gradiente térmico). Esta disminución de la temperatura con la altitud determina lo que se conoce como pisos térmicos, y algunos autores se refieren también a la existencia de fajas o bandas de acuerdo a la altura relativa del relieve, en lugar de pisos. Surge así lo que algunos autores han denominado la Geografía “altitudinal” en los países intertropicales. Se han definido 4 ó 5 pisos (según diversos autores), en los cuales, las temperaturas medias, las precipitaciones y la insolación pueden variar lo suficiente como para hablar de climas distintos según la altitud. Así pues como en la zona intertropical las temperaturas medias varían poco. Piso macrotérmico o tierra caliente.
Nuez o mazorca de cacao, de unos 18 cm de longitud, en la zona de Barlovento, Estado Miranda, Venezuela.
En realidad, la tierra caliente, ubicada entre el nivel del mar (27 °C de temperatura promedio anual) y los 600-800 msnm (algunos autores señalan hasta los 1.000 msnm) con una temperatura promedio de 22-24 °C en este nivel superior, no se suele incluir como uno de los pisos térmicos, ya que su clima podría quedar mejor definido por la propia clasificación climática de Köppen (climas cálidos en sus distintas variantes. En la tierra caliente la planta autóctona representativa de la zona intertropical americana es el cacao, que crece como una planta de sotobosque en un clima cálido y húmedo durante todo el año. También la yuca que, a diferencia de la papa, no es una planta de sotobosque y no presenta tubérculos, sino que se aprovechan sus raíces para su uso directo como alimento o para la producción de casabe, el cual viene a ser una forma autóctona americana del pan que siempre ha venido consumiendo la población indígena. En las llanuras de la zona intertropical la vegetación es muy variada, sobre todo en las selvas lluviosas (selva pluvial macrotérmica o selva ecuatorial, selva de galería, etc.) y en menor grado, en las zonas de sabana y bosques tropófilos.
El piso subtropical:
Esta es una denominación poco apropiada ya que es un piso de la zona intertropical, pero no existe otra de mayor precisión que se haya empleado para designar a un piso intermedio o de transición entre los niveles de la tierra caliente y la templada, donde las temperaturas son próximas a las del clima subtropical pero con menor amplitud térmica. Se encuentra entre los 900 y los 1500 msnm de altura promedio. Corresponde a lo que en Venezuela se conoce como piso del café ya que en él se localizan las principales plantaciones de este cultivo. Las temperaturas promedio se ubican entre los 22 °C a los 900 msnm y los 18 °C a los 1.500 msnm, aproximadamente.


El piso templado o mesotérmico:
Se localiza entre los 1500 y los 2200 msnm (18 a 13-14 °C de temperatura media anual, aproximadamente). Es el nivel de las flores y de las hortalizas en la zona intertropical. Constituye una de las regiones ecológicas más productivas por hectárea de nuestro planeta, si omitimos el efecto y los riesgos de las pendientes para la agricultura intensiva. De hecho, algunas mesetas intermontañas ubicadas en este piso (la región de Cundinamarca en Colombia, por ejemplo) pueden producir rosas y otros productos de la agricultura intensiva como para abastecer un mercado muy amplio en todo el mundo). Como esta altura es bastante favorable para la producción de lluvias orográficas en las laderas de los vientos dominantes viene a ser, aproximadamente, el piso de la selva nublada (también llamado bosque montano alto), caracterizado por la gran variedad de la vegetación y una gran adaptación y estabilidad ecológica, mostrada por la presencia de helechos arborescentes, como puede verse en la imagen tomada con ayuda de iluminación artificial (por la oscuridad ya en horas de la tarde), junto a la carretera de Caracas a la Colonia Tovar.
El piso frío o microtérmico:
Este piso se ubica entre los 2200 y los 3000 msnm (13 a 10 °C). Es el nivel ecológico de la papa (o patata), también cuando nos referimos a la zona intertropical, aunque pueden desarrollarse aquí (al igual que en el piso templado) muchos otros cultivos de los climas extratropicales.
Piso Paramero:
El piso Paramero o simplemente, páramo, es el que se ubica entre los 3000 y 4700 msnm (10 a 0 °C, aproximadamente).
En la América intertropical, se denomina páramo a las tierras con vegetación de praderas alpinas, con abundancia de plantas con flores adaptadas a un clima siempre frío, con temperaturas que oscilan entre los 0 y los 10 °C en sus límites superior e inferior, respectivamente. Las plantas típicas de esta faja altitudinal son, de nuevo en el continente americano, algunas especies de frailejón existentes, principalmente, la Espeletia schultzii y la Espeletia moritziana. En Venezuela se suele cultivar trigo en este piso, con cuya harina se suelen elaborar las arepas andinas, muy populares en la región. Sin embargo, un aprovechamiento más importante desde el punto de vista económico es el de la ganadería vacuna, teniendo en cuenta que el ganado necesita en este piso ecológico algún suplemento alimenticio a base de calcio. También se encuentra en esta zona, un tipo de árbol característico con tronco y ramas de color rojizo (por lo que en algunas partes se llama coloradito), que constituye el árbol que crece a mayor altura en el mundo, hasta unos 4000 msnm o más.
Piso gélido:
El piso gélido o helado es el que se encuentra por encima de los 4700 msnm, es decir, el nivel que corresponde con las nieves perpetuas, aunque no se trata de una altitud uniforme, ya que también depende de la orientación del relieve con respecto a la insolación (las vertientes de solana presentan un límite superior a los 4700 msnm y las de umbría se encuentran por debajo de esta altitud).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada